El Ayuntamiento aprueba un plan de acción por el clima y la energía sostenible

Está enmarcado en la estrategia europea de Pacto de los Alcaldes para la energía sostenible

 

 

El Ayuntamiento de Las Torres de Cotillas ha aprobado un plan de acción por el clima y la energía sostenible, fruto de su preocupación por la necesidad de tomar medidas de acción ante el calentamiento global clima. En la elaboración de dicho plan, enmarcado en la estrategia europea de Pacto de los Alcaldes para la energía sostenible, se ha realizado un diagnóstico de las emisiones de gases de efecto invernadero del municipio con 2008 como año de referencia. A partir de este diagnóstico se ha elaborado un plan de acción para mitigar los efectos del cambio climático con horizonte 2030.

 

La mayor parte del peso de la reducción de emisiones en el municipio recae sobre el transporte, por lo que son muy importantes las medidas para la transición a modos de movilidad blanda y la diversificación a vehículos de combustibles alternativos, así como para la generación local de energía eléctrica renovable. El resultado previsible tras aplicar dichas medidas es la reducción total del 42% de las emisiones de CO2 desde el año de referencia.

 

Plan de adaptación al cambio climático

Además, en este documento se incluye un plan de adaptación del municipio al cambio climático, con horizonte 2030, encaminado a la adopción de medidas que faciliten una mejor adaptación a la realidad del calentamiento global. Este plan, el primero aprobado en la Región de Murcia, cuenta con 31 medidas dentro de los sectores estudiados: edificación, transporte, energía, agua, residuos, planificación territorial, medio ambiente y biodiversidad, salud, protección civil y emergencias y medidas transversales.

 

Entre las acciones propuestas destacan medidas como el fomento de edificaciones con elementos de adaptación al cambio climático, la creación de corredores y sendas verdes ensombradas en áreas urbanas y periurbanas, el servicio de ayuda frente a la pobreza energética, un plan para la protección de las infraestructuras energéticas sensibles al cambio climático o el fomento de hábitos para la reducción del consumo de agua en el hogar

 

Además, se contempla un sistema de gestión inteligente de riego en parques y jardines, un plan de emergencia frente a sequías, la instalación de un tanque de tormentas, el seguimiento y mejora de la eficiencia de la red de distribución de agua microsectorizada, el estudio de análisis sobre las posibles exigencias con criterios de adaptación para las nuevas edificaciones y la actualización del PGMO para incluir criterios de adaptación al cambio climático.

 

Asimismo, se procederá al incremento de zonas verdes urbanas, la mejora de diseño y gestión de parques y jardines, la mejora de los sistemas de control de vectores infecciosos, la creación de rutas saludables y seguras, unas campañas de sensibilización para la protección contra la radiación solar y temperaturas extremas, la mejora de los servicios de teleasistencia y unas campañas de concienciación y sensibilización a la ciudadanía.

Comentarios cerrados.