El Ayuntamiento se suma a la iniciativa de crear entornos escolares seguros y saludables para la infancia

El objetivo es cambiar el modelo urbano actual para que los niños y niñas puedan disfrutar de una movilidad activa, segura y autónoma

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

10/09/19 – “Queremos convertir los entornos escolares en áreas de protección de la salud de la infancia”. Así se expresa el alcalde de Las Torres de Cotillas, Joaquín Vela Fernández, cuyo Ayuntamiento se va a sumar a la iniciativa del Seminario Movilidad e Infancia (www.entornosescolares.es), que trabaja con el apoyo del Centro Nacional de Educación Ambiental (CENEAM) dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica. Una propuesta que pretende recuperar los alrededores de los centros docentes para que los escolares puedan disfrutar de una movilidad activa, segura y autónoma, “como hacían décadas atrás”.

“El objetivo es que los niños y niñas retomen la costumbre de ir andando al colegio y usar las calles para el juego, sin acompañamiento de personas adultas, algo que hasta hace no mucho en nuestro país hacían tanto en pueblos como en ciudades”, señala el alcalde torreño. “Unos hábitos saludables que el modelo urbano han hecho caer en desuso”,  señala Vela Fernández, que recuerda que actualmente se prioriza la movilidad en vehículo privado a los centros escolares debido a factores como la inseguridad, la indisciplina vial, la exposición infantil a la contaminación atmosférica y al ruido, etc.

Trabajar en varios ámbitos

Esta adhesión -que de manera colateral pretende combatir la obesidad infantil- conlleva la toma de medidas en diferentes ámbitos, empezando por las propias instalaciones de los centros escolares. En ellas se propone sustituir las zonas de aparcamiento por áreas estanciales y de juego, así como la reserva de un espacio seguro para el aparcamiento de bicicletas, patines y patinetes para incentivar la movilidad activa al centro. “También se plantea revegetar los patios con arbolado y plantas que proporcionen sombra, frescor y color, mejoren la calidad del aire y amortigüen el ruido”, apunta Vela Fernández.

Los alrededores y accesos a los centros son otras zonas donde también se trabajará, por ejemplo, limitando el aparcamiento y el tráfico en su entorno y en las entradas. Además, se trabajarán otros dos aspectos: el refuerzo del cumplimiento de la normativa vial para que el entorno escolar sea un espacio seguro y de convivencia; y la priorización de la movilidad peatonal y ciclista, creando corredores de acceso libres de coches, fomentando la presencia de vegetación y agua, y promoviendo zonas estanciales, de encuentro y de juego en el espacio público.

Cambios en la gestión

Otra de las líneas de trabajo será en el plano de la gestión de la administración local en tres direcciones: por un lado, se pretende integrar en el Plan General de Ordenación Urbanística Municipal (PGMOU) una serie de medidas para fomentar estos entornos escolares seguros y saludables; por otro, incorporar en los Planes de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) medidas específicas de limitación y pacificación del tráfico en los entornos escolares; y, por último, promover un cambio generalizado hacia el modelo de “Ciudad 30” para reducir la velocidad del tráfico en todo el viario urbano.

“También se abogará por priorizar la proximidad al centro escolar como criterio básico del área escolar, en beneficio de la infancia y de toda la comunidad, revirtiendo la implantación de la zona única de escolarización que favorece el incremento de desplazamientos motorizados diarios”, adelanta el primer edil.

Comentarios cerrados.