Actualidad|

La endoterapia es inocua para la población porque se inyecta en el tronco y se está usando contra la procesionaria, picudo rojo, barrenillo, mosca blanca y pulgón

Las Torres de Cotillas combate las plagas de su arbolado con un novedoso sistema de control sostenible

Las Torres de Cotillas combate las plagas de su arbolado con un novedoso sistema de control sostenible2

La Concejalía de Mantenimiento de la Ciudad ha puesto en marcha un nuevo sistema para el control sostenible de plagas en el arbolado de los espacios verdes municipales. Conocida como endoterapia, esta novedosa técnica consiste en un tratamiento por inyección directa en los troncos de los árboles, de manera que es inocua para los habitantes de la localidad. “Se aplica de manera localizada una sustancia nutritiva o fitosanitaria que la planta absorbe, sin que ese producto llegue a la población”, explica la primera teniente de alcalde y concejala del área, María Ángeles Fernández Fernández.

 

Las Torres de Cotillas combate las plagas de su arbolado con un novedoso sistema de control sostenible3

Este método es una alternativa a los tradicionales tratamientos aéreos de nebulización o atomización de productos químicos en el ambiente. “No generan alergias ni reacciones tóxicas a la población, por lo que favorece principalmente a los colectivos más vulnerables, como el infantil, la tercera edad y las personas con alta sensibilidad química”, indica el alcalde torreño, Joaquín Vela Fernández. Este sistema ya ha sido usado por el servicio municipal de parques y jardines para tratar las plagas de procesionaria del pino y el picudo rojo de las palmeras. Mas adelante se realizarán tratamientos contra el barrenillo de coníferas, mosca blanca y pulgón de las diferentes zonas verdes del municipio.

Las Torres de Cotillas combate las plagas de su arbolado con un novedoso sistema de control sostenible4

“Nuestros vecinos se pueden encontrar con bolsas de procesionaria en pinos tratados con endoterapia, pero no deben alarmarse ya que con estos tratamientos cuando la larva se desarrolla y come de la hoja del pino muere. Es decir, nos podemos encontrar con bolsones desarrollados sin ningún riesgo para la población”, apunta la edil.

Close Search Window