Actualidad|

El colegio “Cervantes” de Las Torres de Cotillas se encuentra inmerso en una serie de proyectos que tienen como eje central la concienciación de sus alumnos para el cuidado y el mantenimiento del medio ambiente. Así, el más llamativo es el huerto artificial que mantienen principalemente los escolares del centro, el más pequeño en superficie de todos los que existen en los colegios de la región de Murcia. “Es el único que se está llevando a cabo sin tener terreno y esa falta de espacio nos ha llevado a instalarlo sobre parterres artificiales”, apunta el director del centro, Braulio Chamarro, que explica que en él “se cultivan plantas aromáticas y hortalizas sobre pequeños espacios divididos según cursos, desde Infantil a Primaria”.

Este huerto fue visitado en la mañana del pasado lunes 3 de marzo por el concejal de Educación, Pedro Cabrera, que pudo comprobar en primera persona cómo se desarrolla este proyecto que está siendo llevado a cabo por todo el centro escolar, incluido el personal no docente. “Este proyecto se lleva a cabo desde el curso pasado y en el colegio se imparten charlas de cómo se mantiene y los cuidados que realizan los alumnos”, expone el edil.

 

Relación con otros proyectos

“Este huerto no solo es parte de la materia de conocimiento del medio, sino que se extiende al resto de asignaturas a través de redacciones, dibujos, explicaciones en distintos idiomas”, comenta Chamarro, que indica que este proyecto está relacionado con otros que se desarrollan en el centro.

Esta interrelación se lleva a cabo con otras dos propuestas que, aunque distintas entre sí, crean un triángulo con el medio ambiente como punto de partida y llegada. Por un lado, el “Proyecto ESenRED”, cuyo objetivo es el de hacer conocer al resto de escuelas sostenibles las actividades que se llevan a cabo teniendo al medio ambiente como protagonista. Y, por otro, el “Proyecto Ecoauditoría”, con el que se quiere lograr que los alumnos sean conscientes del gasto energético del que estamos todos inmersos y estrategias para conseguir una disminución del mismo. Para ello se están realizando actividades como reducir el sonido excesivo, estrategias para tener menor gasto de luz, agua, energía…

“Esta conexión llega incluso a otros proyectos, en concreto al de salud, pues en él tenemos un apartado llamado patrullas ecológicas”, explica el director del centro. Son dos patrullas formadas por escolares: la verde se encarga de reciclar el papel, brick, etc., para su reciclaje selectivo, y la amarilla asume la limpieza en el patio a través de grupos de alumnos que va rotando. Asimismo, en el centro se está luchando contra el exceso de ruido y para ello disponen de un semáforo sonoro que avisa cuando éste sobrepasa los límites y de distintas actividades para la reducción de la contaminación acústica, todas realizadas por los alumnos.

“Además, la semana pasada recibimos un diploma por parte del consejero de Educación y por el presidente del Consejo Escolar de la Región de Murcia por la participación en la experiencia del medio ambiente que realizamos, dentro del marco de escuelas de éxito escolar”, manifiesta orgulloso Chamarro.

Los escolares del colegio Cervantes torre+¦o presumen de huerto2 Los escolares del colegio Cervantes torre+¦o presumen de huerto

 

Close Search Window