Actualidad|

Queridos vecinos y vecinas,

El verano más atípico de un año extraordinariamente complicado nos ha privado de nuestras queridas fiestas patronales, que esta noche deberían haber comenzado. El año pasado, por estas fechas, la nueva corporación abordaba con ilusión la organización de estos días que tradicionalmente llenamos de convivencia, alegría, encuentros y diversión, para tomar con fuerzas el nuevo curso.

La emergencia sanitaria, que en estos momentos todavía nos llena de preocupación e incertidumbre, nos ha arrebatado unas fiestas que, quizá, este año merecíamos más que nunca.

Pero no nos está permitido desfallecer, cada uno en su tarea y responsabilidad. El futuro de nuestros hijos, el mantenimiento de nuestra prosperidad y el cuidado y protección que merecen nuestros mayores, nos hacen por una parte mantener la vigilancia y la protección, con unas medidas que ya todos conocemos. Y, por otra, continuar con nuestros trabajos, nuestras actividades y nuestras obligaciones, porque la vida debe seguir.

Todo lo que hemos hecho desde el inicio de la pandemia hasta ahora ha sido tan necesario como útil. El esfuerzo de todos no ha sido en vano. Que no tengamos la menor duda. El periodo de confinamiento frenó e impidió muchos contagios, y las medidas de higiene, protección y distancia fueron parte de una educación que nos va a permitir continuar con nuestra convivencia y actividad, con la mayor normalidad posible.

Este esfuerzo ha sido colectivo y el clima de solidaridad, colaboración y civismo de los vecinos y vecinas de Las Torres de Cotillas, de los empleados municipales, personal sanitario, policía local, guardia civil, servicios sociales, trabajadores de servicios esenciales, etc. sigue siendo esencial para mantener lo que hemos conseguido hasta ahora. Hemos sido ejemplo de todo ello, os lo aseguro, y ese logro lo es de todos y cada uno de vosotros y vosotras.

Desde el Ayuntamiento trabajaremos sin descanso para que ese logro se mantenga, con vuestra ayuda y colaboración.

Este año no hay fiestas en nuestro pueblo, como en el resto de España, y prácticamente todo el planeta. Y es normal que esa circunstancia nos cause cierto pesar. Pero debemos convertir ese sentimiento en la fuerza que hemos demostrado estos meses, para afrontar con decisión y responsabilidad los retos que aún tenemos por delante.
Y vamos a comprometernos todos, vamos a trabajar todos, para que las próximas fiestas, las del año que viene, como esperamos que así pueda ser, sean las mejores de nuestra historia. Os las merecéis. Con estas palabras me comprometo a ello, en mi nombre, y el de todo el equipo de Gobierno.

Muchas gracias por vuestra comprensión, colaboración y vuestro esfuerzo, que sigue siendo necesario, y lo más importante en estas circunstancias, para que pronto podamos recuperar nuestras tradiciones y nuestra manera de disfrutar de la vida, de la que nuestras queridas fiestas han sido siempre nuestra mejor expresión.

Close Search Window